La Comunidad Europea y Latinoamericana de Capital Humano

Los efectos del coronavirus en Recursos Humanos
CÁTEDRA TALENTO Y COMPROMISO

Antonio Peñalver

La epidemia del coronavirus Covid-19 está generando, desgraciadamente, un reguero de víctimas. Aunque se cebe en la gente de muy avanzada edad con complicaciones medicas previas y que ya tengamos virus activos parecidos, como el de la gripe, no deja de ser un desastre.

Podamos estar de acuerdo o no, esta infección, -repetida machaconamente por los medios de comunicación-, ha provocado un histerismo que afecta a muchísimos sectores económicos y a sus organizaciones.

Todas las bolsas del mundo han anticipado el impacto del coronavirus en el sector económico y han caído dramáticamente. Estas dos últimas semanas, la bolsa española ha caído un 16% en las dos últimas semanas, perdiendo casi 133.000 millones de euros. Además, nos tememos que las bolsas siguán en caída libre.

Y, ¿cómo está afectando el coronavirus a la gestion de recursos humanos en las organizaciones?
En general, podemos decir que las consecuencias del coronavirus en el ámbito de la gestion de las personas en las organizaciones son muy negativas; aunque, en algunos aspectos, podamos anticipar algunos beneficios. ¡Veamos!

 

Analicemos, pues, las consecuencias del coronavirus en la gestion de recursos humanos en las organizaciones:

• Las políticas de reducción de la contratación, de suspensión de contratos de los contratos de trabajo y de despidos de las personas va a crecer.
La cara más desagradable del coronavirus es el temor que provoca en las organizaciones a que se reduzcan sus ingresos, -y, por ello, sus necesidades de producción-, y, de forma reactiva, reducirán sus contrataciones de trabajadores, promoverán programas de suspensión de empleo (veamos, por ejemplo, los ERTEs de Nissan o Ford y, si la crisis continua, reducirán plantilla por causas objetivas.

• El incremento del teletrabajo se va a incrementar de forma exponencial.
Si bien el teletrabajo, hasta ahora solo representaba el 8% de las practica laboral, ahora podrá crecer hasta un 30%, según estimaciones realistas. Es la forma que tienen muchas organizaciones de evitar la exposición de sus trabajadores a la propagación del virus y el incremento del absentismo por enfermedad.
Como ejemplo de esta tendencia, nos sirve la decisión EY de enviar a teletrabajar a sus 3.100 empleados en Madrid por tan solo un contagiado de sus empleados por coronavirus o la decisión de Bankia de enviar a casa a 80 personas por identificar un caso de coronavirus en su sede central.
A larga la práctica del teletrabajo se generalizará en las organizaciones repercutiendo, a su vez, en la necesidad de disponer de menos metros cuadrados en los centros corporativos (lo que hará bajar el precio de los inmuebles para oficinas) y en la contratación de servicios de catering para las empresas.

• La formación presencial se reducirá drásticamente
Ya son muchas las organizaciones que han decidido suspender la formación presencial, así como otro tipo de eventos, aun cuando pudiera ser necesaria para potenciar a sus empleados. Sin embargo, esta decisión no deja de ser una incoherencia ya que continúan manteniendo abiertos sus centros de trabajo.

• Los servicios médicos y de prevención de riesgos laborales de las organizaciones adquirirán mayor proactividad.
Hasta ahora, en líneas generales, estamos acostumbrados a que los servicios de salud de las organizaciones sean reactivos; sin embargo, la crisis del coronavirus ha hecho que las organizaciones se reclame mucha relevancia en su labor de prevención de la salud de los empleados.

 

Por Antonio Peñalver, Director General del Instituto Internacional de Capital Humano y Socio director de People First Consulting

error: Content is protected !!